La realidad

Vaya locura de eliminatoria de Raphael Varanne.

Otro año más siendo un central sumamente competitivo, el día que se necesita, en el que, al menos por lo visto en esta eliminatoria, parece que puede dar un nuevo paso adelante. Aunque es muy falta eso que se suele conseguir con los años en una posición como la de central: continuidad en el nivel exhibido en el día a día más allá del estado de forma y de la necesidad de concentración máxima que te da el día D, así como que esa ausencia le ha perjudicado a su equipo en varios partido. Pero es eso, una cuestión puramente de tiempo porque lo de es condiciones brutas para medirse a los mejores en el contexto más exigente… ya lo tiene.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
En la ida fue un apagafuegos que hizo posible que el Real solo encajase 1 y hoy simplemente evitó, en colaboración con unos Carvajal y Ramos, sobre todo, colosales en las anticipaciones y contemporización entrada, que sucediese. Se comió a un Cavani que a priori, por biotipo, se preveía que le iba a complicar. Y es que hasta su gestualidad está cambiando. Me parece que el tiempo le ha enseñado que para ser un central necesita, sí o sí, ese puntito de agresividad que se debe transmitir desde lo actitudinal y no quedarse únicamente lo accionar. Posible nuevo punto de inflexión en su devenir esta eliminatoria.

Y cumple 25 años este año. De locos.

Destacar también la locura que es Sergio Ramos en la Champions League. Vaya leyenda. Que aunque se pagaba a 1,00001 que iba a romperla no está de más decirlo ‘en voz alta’. Por encima del contexto en la UCL desde hace un lustro.
Así como el paso adelante que está dando, ahora sí, Marco Asensio quien, a mi modo de ver, decepcionó un poco en el primer tramo de la temporada. Entendiendo, eso sí, la decepción en términos relativos. Esto es, desde la comparación con lo que se esperaba de él que no es otra cosa que erigirse como esa segunda línea en materia determinista de partidos con la continuidad que exige este Real, no en vano me parece que la apuesta del club, ya desde la confección de la plantilla en verano, permitiendo las salidas de Morata y James sin sustituirlos directamente, me parece que estribaba, precisamente, en ese cambio de rol/estatus que debía alcanzar Marco. Y bueno, está llegando ahora.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Por último, aunque aburra ya su cara (me flipa este término de David León que describe al 100 su caso), decir que lo de Cristiano Ronaldo no tiene nombre. Va más allá de capacidades puntuales derivadas de su condición física y lo que esta permite. Es otra cosa. Eso que ya desde categorías inferiores se ve que, simplemente, hay gente mejor porque simplemente lo es, no porque sus características por separado, al menos las más tangibles, o la suma de ellas hagan que lo sean, pese a que en un momento sí que lo era también desde ese punto. Su figura es ya temporal. Su impacto es el mismo independientemente de cómo pueda hacerlo.

Ahora es el “Cristiano del remate en el área” que me recuerda a ‘el pase atrás del PRO Evolution Soccer 7’. Todo el mundo, que lo sufría (que en este país, dada la dicotomía Madrid/Barcelona, es la mitad del mismo), lo criticaba e incluso lo consideraba injusto, ya sea desde un punto de vista interno o llegando a exteriorizar dicho sentimiento, porque precisamente era la forma más segura de conseguir gol.