Zidane

A partir de esto, el Real Madrid consiguió hacer fuertes sus virtudes y esconder sus defectos. Independientemente de la estructura elegida en los tres jugadores que conformarían el ataque, Zidane eligió abrir al equipo para responder a lo que se iba a encontrar de forma frecuente en el fútbol de élite: la defensa en campo contrario del rival. Pepe (o Varane) y Ramos hacían pares con Modric y Kroos, cada uno en un perfil. Los dos centrocampistas interiores del equipo blanco jugaban realmente como laterales en salida de balón, lo que permitía a Carvajal y Marcelo jugar por delante, teniendo un sostén en caso de pérdida y lo más importante, un pasador de élite por detrás. Por lógica, el lado fuerte en los primeros pases del Real Madrid se convirtió en el izquierdo, con Sergio Ramos, Toni Kroos y Marcelo jugando a tres alturas, y en una zona en la que los apoyos de Benzema y Cristiano Ronaldo eran constantes.Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más.
El riesgo de jugar con los dos interiores tan abiertos y los laterales tan arriba fue equilibrado por Casemiro, que llegaba desde esa posición central a una posible pérdida. Zidane además logró incluir al brasileño, reduciendo paulatinamente los problemas que podía tener en el dominio de la pelota ante situaciones de presión: unas veces le sacó de zona de primer pase obligándole a jugar más arriba, y otras la retrasó, pidiéndole un cambio de orientación -que ha acabado dominando de maravilla- sobre las parejas de banda compuestas por Modric-Carvajal y Kroos-Marcelo.
Esta estructura es sin duda la aportación más destacable de Zidane en estos dos años y medio, porque a partir de ahí pueden enfocarse los porqués del dominio merengue en la Copa de Europa. La competición reina castiga al que se queda en blanco en las situaciones caóticas, y la necesidad que provoca el abismo de la eliminación deriva a contextos realmente incontrolables. Ahí el Real Madrid ha dominado, por supuesto, por calidad individual, pero también por estructura táctica. El sector izquierdo desde el pase, con el triángulo Ramos-Modric-Marcelo, y el derecho desde la conducción, con Modric y Carvajal, guardaban la pelota en situaciones límite por presión del rival, y también por culpa de la tensión emocional motivada por el exigente escenario. Lo sucedido en campo contrario varió por diferentes circunstancias, pero Zidane sí asentó un plan casi inamovible que derivó en control, y por tanto, en Copas de Europa.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Llegados a este punto y teniendo en cuenta que Cristiano Ronaldo y Karim Benzema fueron los dos hombres que siempre tuvieron cabida en el sistema básico del francés, se puede decir que otros dos futbolistas definieron su plan, uno en una primera etapa, y otro en la segunda: Gareth Bale e Isco Alarcón. El principal matiz táctico de Zidane fue darle de forma regular a Toni Kroos la posición de interior izquierdo, pero la apuesta por la BBC era recuperar un pilar básico de la etapa de Carlo Ancelotti. Sin embargo, el funcionamiento colectivo variaba de forma muy relevante con la inclusión de Casemiro. Sin Kroos como mediocentro y sin que el interior izquierdo ofreciera movilidad entre líneas -como en su día sí hacía James Rodríguez-, el juego en los picos del área pasó a ser fundamental. El Real Madrid, para tener control y robar en campo contrario, debía progresar mucho por fuera, y ahí los apoyos de Cristiano Ronaldo y Bale en posición de extremos pasaron a ser fundamentales.

Zidane

La apuesta por Casemiro como mediocentro, a pesar de que en un principio pareció conservadora, era en realidad extremadamente arriesgada. En el Real Madrid de Marcelo, Modric, Kroos, Benzema y Cristiano Ronaldo -es decir, en un equipo en el que el control de la pelota debía ser una base indiscutible para hacer sostenible el plan de juego-, Casemiro iba a ocupar una posición axial, clave para agilizar las circulaciones, con la consiguiente rémora que ello podría suponer. A eso había que sumar su gran agresividad a la hora de buscar el robo, lo que significaba abrir puertas en un equipo en el que, salvo en él y los centrales, no existía una técnica de robo lo suficientemente potente como para defender desde la precipitación en lugar de desde la protección de los espacios. Lo cierto es que antes de la contundente victoria de marzo de 2016 frente al Sevilla, dudar de la inclusión de Casemiro en el plan inicial tenía argumentos realmente poderosos.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Sin embargo, su aparición en el once, más allá de que evidentemente el Real Madrid ganó un activo muy decisivo desde lo individual en aspectos básicos del juego defensivo como la disputa de balones aéreos o su aportación para frenar transiciones rivales ‘inesperadas’, condujo a Modric y a Kroos a encontrar su espacio. Una de las grandes medidas de Zinedine Zidane en el Real Madrid fue utilizar a Toni Kroos como interior izquierdo, desde donde el equipo blanco diseñó una estructura con pelota ultradominante. Modric pasó a ocupar el carril interior derecho, y aunque en ambos casos la intención era aprovechar el espacio que Carvajal y Marcelo limpiaban para servir de apoyo por detrás de la línea de la pelota, el croata, por cómo estaba configurado el sector diestro del ataque del Real Madrid, tenía algo más de libertad para hacer movimientos verticales. Pero eso es más matiz que discurso, y lo que consiguió el cuadro merengue, a partir de la composición definitiva de su medio campo titular, fue que dos de los mejores centrocampistas del mundo ya estuvieran a disposición de Carvajal, Marcelo, Cristiano Ronaldo, Karim Benzema, y Gareth Bale o Isco Alarcón. Un auténtico triunfo.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
A partir de esto, el Real Madrid consiguió hacer fuertes sus virtudes y esconder sus defectos. Independientemente de la estructura elegida en los tres jugadores que conformarían el ataque, Zidane eligió abrir al equipo para responder a lo que se iba a encontrar de forma frecuente en el fútbol de élite: la defensa en campo contrario del rival. Pepe (o Varane) y Ramos hacían pares con Modric y Kroos, cada uno en un perfil. Los dos centrocampistas interiores del equipo blanco jugaban realmente como laterales en salida de balón, lo que permitía a Carvajal y Marcelo jugar por delante, teniendo un sostén en caso de pérdida y lo más importante, un pasador de élite por detrás. Por lógica, el lado fuerte en los primeros pases del Real Madrid se convirtió en el izquierdo, con Sergio Ramos, Toni Kroos y Marcelo jugando a tres alturas, y en una zona en la que los apoyos de Benzema y Cristiano Ronaldo eran constantes.

Zidane

A partir de esto, el Real Madrid consiguió hacer fuertes sus virtudes y esconder sus defectos. Independientemente de la estructura elegida en los tres jugadores que conformarían el ataque, Zidane eligió abrir al equipo para responder a lo que se iba a encontrar de forma frecuente en el fútbol de élite: la defensa en campo contrario del rival. Pepe (o Varane) y Ramos hacían pares con Modric y Kroos, cada uno en un perfil. Los dos centrocampistas interiores del equipo blanco jugaban realmente como laterales en salida de balón, lo que permitía a Carvajal y Marcelo jugar por delante, teniendo un sostén en caso de pérdida y lo más importante, un pasador de élite por detrás. Por lógica, el lado fuerte en los primeros pases del Real Madrid se convirtió en el izquierdo, con Sergio Ramos, Toni Kroos y Marcelo jugando a tres alturas, y en una zona en la que los apoyos de Benzema y Cristiano Ronaldo eran constantes. Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
El riesgo de jugar con los dos interiores tan abiertos y los laterales tan arriba fue equilibrado por Casemiro, que llegaba desde esa posición central a una posible pérdida. Zidane además logró incluir al brasileño, reduciendo paulatinamente los problemas que podía tener en el dominio de la pelota ante situaciones de presión: unas veces le sacó de zona de primer pase obligándole a jugar más arriba, y otras la retrasó, pidiéndole un cambio de orientación -que ha acabado dominando de maravilla- sobre las parejas de banda compuestas por Modric-Carvajal y Kroos-Marcelo.
Esta estructura es sin duda la aportación más destacable de Zidane en estos dos años y medio, porque a partir de ahí pueden enfocarse los porqués del dominio merengue en la Copa de Europa. La competición reina castiga al que se queda en blanco en las situaciones caóticas, y la necesidad que provoca el abismo de la eliminación deriva a contextos realmente incontrolables. Ahí el Real Madrid ha dominado, por supuesto, por calidad individual, pero también por estructura táctica. El sector izquierdo desde el pase, con el triángulo Ramos-Modric-Marcelo, y el derecho desde la conducción, con Modric y Carvajal, guardaban la pelota en situaciones límite por presión del rival, y también por culpa de la tensión emocional motivada por el exigente escenario. Lo sucedido en campo contrario varió por diferentes circunstancias, pero Zidane sí asentó un plan casi inamovible que derivó en control, y por tanto, en Copas de Europa.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Llegados a este punto y teniendo en cuenta que Cristiano Ronaldo y Karim Benzema fueron los dos hombres que siempre tuvieron cabida en el sistema básico del francés, se puede decir que otros dos futbolistas definieron su plan, uno en una primera etapa, y otro en la segunda: Gareth Bale e Isco Alarcón. El principal matiz táctico de Zidane fue darle de forma regular a Toni Kroos la posición de interior izquierdo, pero la apuesta por la BBC era recuperar un pilar básico de la etapa de Carlo Ancelotti. Sin embargo, el funcionamiento colectivo variaba de forma muy relevante con la inclusión de Casemiro. Sin Kroos como mediocentro y sin que el interior izquierdo ofreciera movilidad entre líneas -como en su día sí hacía James Rodríguez-, el juego en los picos del área pasó a ser fundamental. El Real Madrid, para tener control y robar en campo contrario, debía progresar mucho por fuera, y ahí los apoyos de Cristiano Ronaldo y Bale en posición de extremos pasaron a ser fundamentales.

Zidane

La apuesta por Casemiro como mediocentro, a pesar de que en un principio pareció conservadora, era en realidad extremadamente arriesgada. En el Real Madrid de Marcelo, Modric, Kroos, Benzema y Cristiano Ronaldo -es decir, en un equipo en el que el control de la pelota debía ser una base indiscutible para hacer sostenible el plan de juego-, Casemiro iba a ocupar una posición axial, clave para agilizar las circulaciones, con la consiguiente rémora que ello podría suponer. A eso había que sumar su gran agresividad a la hora de buscar el robo, lo que significaba abrir puertas en un equipo en el que, salvo en él y los centrales, no existía una técnica de robo lo suficientemente potente como para defender desde la precipitación en lugar de desde la protección de los espacios. Lo cierto es que antes de la contundente victoria de marzo de 2016 frente al Sevilla, dudar de la inclusión de Casemiro en el plan inicial tenía argumentos realmente poderosos.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Sin embargo, su aparición en el once, más allá de que evidentemente el Real Madrid ganó un activo muy decisivo desde lo individual en aspectos básicos del juego defensivo como la disputa de balones aéreos o su aportación para frenar transiciones rivales ‘inesperadas’, condujo a Modric y a Kroos a encontrar su espacio. Una de las grandes medidas de Zinedine Zidane en el Real Madrid fue utilizar a Toni Kroos como interior izquierdo, desde donde el equipo blanco diseñó una estructura con pelota ultradominante. Modric pasó a ocupar el carril interior derecho, y aunque en ambos casos la intención era aprovechar el espacio que Carvajal y Marcelo limpiaban para servir de apoyo por detrás de la línea de la pelota, el croata, por cómo estaba configurado el sector diestro del ataque del Real Madrid, tenía algo más de libertad para hacer movimientos verticales. Pero eso es más matiz que discurso, y lo que consiguió el cuadro merengue, a partir de la composición definitiva de su medio campo titular, fue que dos de los mejores centrocampistas del mundo ya estuvieran a disposición de Carvajal, Marcelo, Cristiano Ronaldo, Karim Benzema, y Gareth Bale o Isco Alarcón. Un auténtico triunfo.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
A partir de esto, el Real Madrid consiguió hacer fuertes sus virtudes y esconder sus defectos. Independientemente de la estructura elegida en los tres jugadores que conformarían el ataque, Zidane eligió abrir al equipo para responder a lo que se iba a encontrar de forma frecuente en el fútbol de élite: la defensa en campo contrario del rival. Pepe (o Varane) y Ramos hacían pares con Modric y Kroos, cada uno en un perfil. Los dos centrocampistas interiores del equipo blanco jugaban realmente como laterales en salida de balón, lo que permitía a Carvajal y Marcelo jugar por delante, teniendo un sostén en caso de pérdida y lo más importante, un pasador de élite por detrás. Por lógica, el lado fuerte en los primeros pases del Real Madrid se convirtió en el izquierdo, con Sergio Ramos, Toni Kroos y Marcelo jugando a tres alturas, y en una zona en la que los apoyos de Benzema y Cristiano Ronaldo eran constantes.

Totenham vs City 2

Es increíble la versatilidad y cantidad de recursos que tiene este Manchester City, con Delph jugando de falso lateral el equipo jugaba con una especie de 3-2-2-3(son sólo números) en el que el City generaba superioridad en salida y en el que ocasionalmente David Silva y De Bruyne caían a las bandas para generar superioridad y ofrecer más líneas de pase, quizás un recurso que el City echó de menos en Anfield. Y qué gran potencial tiene este equipo con Gündogan de pivote, a pesar de no abarcar el espacio de Fernandinho y de no tener su capacidad de robo, el equipo se junta en 3/4 más fácilmente con su lectura del juego y su capacidad en el pase, lo que produce que el posicionamiento sea muy bueno y la presión tras pérdida más eficaz.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Esta temporada hemos visto muchas variantes en el juego del City, Delph como falso lateral, Walker cerrando como central, Walker dando amplitud y Laporte cerrando como “falso lateral”, ambos laterales de “lateriores” y Silva y De bruyne de “doble 10″… Cuando Mendy se reincorpore al equipo cómo pensáis que lo utilizará Guardiola? Dando amplitud, como falso lateral, cerrando en ocasiones como tercer central, mezclando ambas funciones dependiendo de la fase del juego?
El City ganara la premier por que es el mejor , creo que el unico equipo que ha estado ha su altura esta temporada es el Liverpool pero tambien ha sido demasiado irregular , incluso creo que los Red han jugado en ocasiones mejor quel City pero les ha faltado regularidad. Los de Guardiola seran campeones con todo el merecimiento.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Yo creo que hay muchos interrogantes de cara al curso que viene en el Ettihad Stadium, y los dos principales los has mencionado tú. En primer lugar, en lo que a la vuelta de Mendy respecta, ¿cómo se modificará el esquema con su inclusión en el once inicial? ¿Qué papel jugará Delphi, quien a pesar de no tener el glamour que se le presupone a las estrellas citizens ha cumplido a la perfección en una posición que no es la suya? En segundo lugar, la progresiva toma de importancia de Gündogan, una vez que han ido desapareciendo sus problemas de lesiones y ja logrado la continuidad imprescindible para rendir a un buen nivel. Fernandinho ha sido estos dos años de Pep una pieza absolutamente esencial en el engranaje colectivo, creo que ya he dicho alguna vez que me parece que tanto su papel como su calidad como futbolista se encuentran en un estado de infravaloración realmente injusto. El brasileño ha sido el tapón que ha equilibrado el comportamiento ofensivo de los dos interiores, y ha demostrado una capacidad de lectura situacional y de sacrificio personal propio de lo que ha acabado siendo, esto es, un mediocentro TOP. ¿Es más útil para el equipo, teniendo en cuenta su configuración actual, la calidad técnica de Gündogan y su espíritu de centrocampista “tocón”? A priori, se me ocurre una respuesta negativa a esa pregunta. Una posible solución puede ser adelantar su posición, algo que hemos visto en encuentros recientes y que puede irse haciendo cada vez más necesario por la edad de Silva. Muchas ganas por ver también cómo se mueve el City en verano.

Totteham vs city

En lo muy personal y sin animos de excusar a ningun equipo ni entrenador, creo que es imposible reprocharle a un club que no sea Barça o Madrid no haber ganado la Champions en esta epoca.

Los datos son frios, pero en esta ocasión creo que reflejan la realidad:

De las ultimas 10 ediciones de Chhampions, 7 se las reparten el equipo de Messi o Cristiano. Las 3 ediciones que no ganan, que son 2010-2012-2013 vemos que al final sin quitar un punto al merito del ganador, son temporadas donde verdsderos milagros eliminan al Barça de Pep o a que en un año malo de ambos españoles Bayern y Dortmund llegan a la final.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Aveces se nos olvida lo complicado y dificil que es ganarle a Messi o a Cristiano, sobre todo cuando estan secundados de un buen plan de juego detrás. Allá abajo, en el campo, son leyendas las que compiten contra ellos, y pese a eso, casi siempre ganan.
Si que va a estar interesante la próxima temporada del Manchester City, con los jugadores con los conceptos cada vez más asimilados y las diferentes variantes que podrá implementar Guardiola.
Si y no. No digo que no, pero tampoco hay que poner todo desde un punto de vista victimista.

Asi como el Madrid esta ganando ahora, con Mou se fallaron 3 veces. Así como Messi ha sido una bestia resolutiva, ahora no lo esta siendo. Y ahi, mas que el mismo Cristiano o Messi, pesan los equipos. El Madrid esta ganando porque se lo han creído. Se han creido grandes -se creen- y se han dados circunstancias para llegar ahi. Bien podría el Madrid haber perdido en el 2014 y Ramos estoy segurísimo que no tendría la dimensión que ha llegado a tener ahora, porque el mismo no se lo creería. De ahi a decir que han ganado lo que se han ganado por CR… Mentiras.

A lo que quiero llegar es que simplificar el futbol a dos jugadores es una MENTIRA. Y decir que Pep no ha tenido equipos para ganar la Champions desde que se fue del Barcelona, es cuanto menos gracioso.

Que si, que CR tiene no se cuantas semis seguidas ya. Pero en el 2010 no pasa de 8vos, que pasa ahi, ¿lo obviamos? Que el equipo nunca fue equipo. Asi como Messi ahora es el que esta sufriendo. Que sino la final seria todos los años un clásico vamos.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Es muy fácil simplificar y ajustar todo a lo que nos convenga, cuando la verdad hay una infinidad de factores que marcan la pauta de la realidad. Pero bueno.
Que el Aleti estuvo a un despeje de ganar una Champions sin Diego Costa y sin Arda. Es decir sin nadie “resolutivo” según lo que se entiende aquí.

Ahora parece que el técnico no tiene nada que ver en nada y o se tiene a CR o Messi o salte de la competición. Son mentiras.

Dejemos de simplificar todo a un misticismo que no existe.