Enfrentar al Madrid en su Tierra parte 4

Yo creo que al Madrid le favoreció tanto el cambio de Menuier. Le creó el contexto perfecto para lo que tenía en el banquillo y ahí los masacró. Zidane en Champions sabe esperar el momento porque tampoco es que el Psg le creara excesivamente, la clave está en ese cambio que aparentemente es defensivo pero que resulta ser lo contrario, un cambio que a Emery le puede costar la eliminatoria. Aun así el resultado me pareció excesivo.
Emery quiso jugar a ser grande en casa del más grande. Zidane no sólo lo aceptó sino que se adaptó rápido a ello (cosa que no suele hacer muy a menudo). Introdujo toda la verticalidad posible y el equipo entró trance. Si el partido dura diez minutos más, igual hablamos de eliminatoria cerradas. 
Para mi Emery demuestra, de nuevo, no ser un entrenador de Champions.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
El RM es el Rocky Balboa de la Champions. Le puedes dar golpes a mansalva, tenerle bajo las cuerdas, hincharle la cara, que al final, a pesar de las adversidades, tiene “la mirada de tigre” y te tira a la lona. 
No sé muy bien como lo hace. Tiene carencias tácticas, no potencia a sus mejores jugadores, se enfrenta a rivales teóricamente superiores, pero la cuerda floja de la champions es su hogar. Donde otros tiemblan, ellos son felices. 
Me recuerdan a esa escena cuando el protagonista de “El naufrago” Tom Hans, vuelve a casa e intentando dormir en su mullida cama le es imposible y se acuesta en el suelo para conciliar el sueño. 
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Es muy difícil enfrentarse a cara o cruz a un equipo así. Si les cantas una nana no duermen; tipos así necesitan el sonido de disparos, bombas y olor a napalm para poder descansar sentados en una trinchera con una sonrisa en el rostro
En los últimos tiempos jugar la vuelta fuera de casa parece algo positivo por la cuestión del valor doble, incluido en una prórroga que raramente favorece al equipo que juega en su estadio. Esta dinámica ha cambiado respecto a años pasados, donde un 1-1 fuera de casa parecía el primero de los buenos resultados.
La gestión del miedo y las emociones me parece clave aquí. 
Tras el 2-1 vio sangre y se tiró a por el 3-1. Y luego, a por un 4-1 que bien podría haber llegado de durar 5′ más el partido. En eliminatorias de 180′ todos los equipos tienen sus momentos. La clave es cómo gestionarlos, minimizando los negativos y potenciando los positivos. Ahí no hay equipo como el Real Madrid desde que cayera vs Dortmund en 2013. 
A mí el cambio de Meunier no me pareció negativo ni en la práctica ni en la teoría. Me pareció que se quedó corto porque a continuación no entró Di María para inclinar con más peligro el campo. No entendí demasiado la idea de Emery en ese sentido. Creó el contexto pero no tenía del todo con qué aprovecharlo, porque Ney quedó atrapado.