Jugar Sin Koke

El Atlético de Madrid se ha encontrado una situación completamente desconocida desde que Simeone dirige al equipo, al quedar comprometida su clasificación para los octavos de Champions. En su visita al FK Qarabag, el conjunto del Cholo jugó un partido falto de identidad, que bien podría haber desnivelado por la diferencia de calidad entre ambos equipos, pero que nunca dominó por el planteamiento y las opciones utilizadas por el argentino en el frente de ataque, pero sobre todo por no poder trenzar más de dos pases con continuidad. La ausencia de Koke Resurrección se dejó notar en cada minuto. Simeone echó mucho en falta al vallecano.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Koke no se caracteriza por ser un jugador especialmente creativo, excepción hecha por su último pase, siempre preciso en la asistencia. No obstante, reúne características que no encuentra la plantilla del Atlético de Madrid en otro futbolista. Bien pudo comprobarse cómo su equipo trató de reducir el impacto de su ausencia con los dos hombres de banda, Carrasco y Gaitán, empezando las jugadas en posiciones interiores, más Griezmann como mediapunta, con un ‘9’ que estirara por delante. Ese juego interior que el centrocampista español suma desde el costado es uno de los principales rasgos que convierten al Atlético en un equipo que tiene dentro el gol que marcó Saúl ante el Fútbol Club Barcelona.

Sin Koke, el Atleti no pudo pararse arriba y elaborar
El contexto, además, facilitó la precipitación. La necesidad de ganar para no quedar tocado en la tabla, unido a que Koke era baja, llevó a los colchoneros a verticalizar cada envío, sin el apoyo de sus laterales y sin poder juntarse alrededor del balón para poder tener controlada la salida de su rival. Un cúmulo de circunstancias que impidieron que la principal virtud de Koke, controlar y buscar un compañero, también repetir pases y elaborar dichos toques para colocar las piezas propias y ajenas en el lugar correspondiente, dominara la escena. Fue un día muy propicio para su fútbol. SI bien no está siendo un inicio especialmente inspirado del español, sus rasgos futbolísticos son, de por sí, estructura de juego.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Entre cierto nerviosismo y la toma de decisiones derivadas por todo lo comentado, el Atlético nunca pudo asentarse y reconocer las alturas que necesita cada jugador para tocar y profundizar. Sin Resurrección, el hombre que menos apareció para sumar pases fue Filipe Luis. Entre el envío raso vertical de Saúl o Gabi hacia los tres mediapuntas y que Carrasco busca muchas más jugadas individuales que sociedades cercanas, el Atlético abrió el partido, sin poder controlar lo que ocurría. Koke es un poso demasiado valioso para contextos clasificatorios tan urgentes.

Koke tiene algunos problemas para agilizar y acelerar una circulación, no es del todo fluido en el gesto y le cuestan ciertas cosas pero si sumamos ‘sentir’ como centrocampista y su lectura de una posesión, de cómo ubica a sus compañeros… es indispensable para el Atlético de Madrid. Indispensable. Ayer fue impactante cómo Koke estaba en el ambiente en cada pase. Es pura organización ofensiva.

Pochettino y El Santiago Bernabeu

El Tottenham Hotspur obtuvo un meritorio e importante empate en su visita al Santiago Bernabéu, lo cual puede implicar un antes y un después en su trayectoria en la Copa de Europa, pues en este momento, no existe mejor escenario en el que cuajar una actuación consistente y ganar legitimidad. Mauricio Pochettino, con su puesta en escena, puso la primera piedra de la resistencia de los británicos.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
El detalle que empezó a desvelar la estrategia de Pochettino estribó en la posiciones de Davidson Sánchez y Eric Dier. En el orden más común del Tottenham cuando juega con tres centrales, el colombiano ejerce de líbero y el inglés ocupa el mediocentro. Tanto lo primero, por la capacidad de corrección en el espacio abierto que tiene Davidson, como lo segundo, por todo lo expuesto en este video-análisis, conectan con la identidad futbolística que define a los de Londres.

Sin embargo, contra el Real Madrid, Dier bajó al lugar del líbero y Sánchez se situó como central derecho. Es decir, se renunciaba a la presión y se apostaba por dar mayor empaque -o por reducir el margen de error- en el carril central de cinco defensas. Todo muy ligado al repliegue que lucieron los visitantes que a la postre sentó las bases de la exitosa noche de su agudo entrenador.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
El principal mérito de los Spurs consistió en su concentración y su ínfimo número de errores individuales. El Madrid manejó la posesión durante el 67% del tiempo y, aunque su reparto de espacios no fuera equilibrado, no dejaban de ser Kroos, Modric, Isco, Benzema y Cristiano los que tenían la pelota en la zona de peligro. La posibilidad de fallo es permanente y el Tottenham no regaló nada. Además, se mantuvo sólido como una piedra frente a los centros laterales de los de Zidane, tanto en el balón parado como en envíos en juego.
Con el centro saturado, el espacio para los de Zidane se hallaba en los costados, pero cuando se generan las ventajas en los mismos, luego hay que volver al centro, donde mostraban poca presencia y menos inspiración. Para ellos, el partido estaban en aumentar su actividad en el carril central, intensificar la movilidad allí y que sus atacantes formulasen a Sánchez, Dier y Alderweireld el mayor número de preguntas posible. Dicho lo cual, en vez de hacer lo propio, la mayoría de sus futbolistas se acomodaron en los despoblados espacios abiertos aceptando atacar de la manera en que Pochettino había previsto y declarado preferir. Sólo Benzema, que es una garantía de lectura, interpretó la trampa y fijó por dentro para crear las mejores y más dañinas llegadas del actual campeón.
Así expuesto, podría parecer que el Tottenham Hotspur acumuló méritos suficientes como para llevarse los tres puntos del Bernabéu, y no fue el caso. Su plan ofensiva, basado en un doble poste con Kane y Fernando Llorente para bajar juego directo y romper el ritmo a los blancos, resultó bastante inofensivo, aunque en acciones aisladas se mostrase la calidad de Eriksen y el propio Harry para mayor gloria de Keylor Navas. Más que para dominar u optar a la victoria, lo que Pochettino consiguió con su planteamiento radicó en inspirar una rutina de juego en la que para el Real Madrid era muy difícil marcar gol. Que, a propósito, no es poco. De ahí que, como se apuntó, tanto el técnico con su equipo salieran muy reforzados de la tercera jornada de la liguilla de esta Champions League 17/18.

Así ruge Hampden Park

Cuando Escocia se viste de corto, cuando el león rampante del escudo de armas de Guillermo I se exhibe orgulloso, desafiante, sobre el robusto pecho del once escocés, hay algo que trasciende lo puramente deportivo y que supone un impulso adicional a lo que pueda dar de sí, futbolísticamente, el equipo de Malky Mackay. Es el ‘Flower of Scotland’, el himno ‘no oficial’ de Escocia, que cuenta con tal apoyo popular que ha terminado ‘ganándose’ la oficialidad en prácticamente todas las manifestaciones deportivas en las que participa un combinado escocés. Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
La historia nos lleva hasta la batalla de Bannockburn, en 1314, durante la Primera Guerra de Independencia de Escocia. Las tropas inglesas de Eduardo II se enfrentaron a las huestes de Robert the Bruce, caudillo escocés, frente al Castillo de Stirling. Un preparado ejército de 20.000 hombres contra un grupo mal organizado y peor pertrechado al que triplicaban en número. Tras dos días de sangrienta lucha, las tropas escocesas derrotaron al poderoso ejército inglés, provocando un elevado número de bajas. Así fue como Robert Bruce, Roberto I de Escocia, recuperó la independencia del Reino de Escocia, dejando para el recuerdo como legado histórico-cultural, el relato cantado de su hazaña sobre las brumosas y verdes praderas de Stirling.
En una región como Escocia, es inevitable establecer paralelismos entre la práctica deportiva a nivel de selecciones y su sangrienta y personalísima historia. Luchas de identidad, bravura alimentada por el orgullo. Esto es Escocia. But we can still rise now, and be the nation again, that stood against him…
En DDF| Grandes estadios: Hampden Park
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Puedes comprar camisetas de la selección de Escocia en Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas de fútbol de todo el mundo.

En un pequeño valle

Eibar es trabajo. Eibar es una población abnegada, tenaz y entregada, acostumbrada a motorizar la región del Bajo Deba a base de entregarse a la productividad y al rendimiento laboral. Primero aferrada a la industria siderúrgica más elemental y más tarde diversificada en todo tipo de industrias gremiales, la ciudadanía eibarresa se ha empleado tradicionalmente en quehaceres tan variopintos, como las armas, las bicicletas, la tornillería o las máquinas de coser, pero siempre con una entrega y una dedicación admirables. Todo lo que salía de las factorías eibarresas, lo hacía con el sello de calidad y garantía. Ese carácter singular de la población, tan consciente de su responsabilidad en el entramado industrial de la región, se plasma en el día a día de la Sociedad Deportiva Eibar, un equipo instalado en la elite pero con hechuras de agrupación amateur. Un club consciente de que su mayor activo es su apego a la tradición y a la cultura del trabajo. Consciente de que representa a una población modesta, trabajadora y honrada, aislada en un pequeño pueblo dentro de un pequeño valle de una pequeña provincia. Un club humano que es un ser extraño en un fútbol cada día más deshumanizado.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Como una factoría en crecimiento, el Eibar se maneja en un escenario que resulta casi inverosímil en el fútbol profesional: vivir con deuda cero, pagar religiosamente a sus trabajadores y empleados y no gastar nunca más de lo que se tiene. Todo ello es posible, entre otras cosas, gracias a una afición consciente y que nunca ha dejado de tener los pies en la tierra. Si el equipo no gana, tal vez sea simplemente porque no puede, pese a haber puesto todos sus esfuerzos e intenciones en ello, o porque ese día no han salido las cosas como se tenía previsto, no porque no le dé la gana hacerlo. Si no hay posibilidad de cerrar fichajes ultramillonarios, no la hay. Nadie va a hipotecarse para vivir por encima de sus posibilidades reales. En Ipurúa no se escuchan pitos en la grada. En Eibar no se insulta a los jugadores que no ofrecen su mejor rendimiento sobre el verde. En Eibar se trabaja con confianza, cada uno desde su parcela, en construir un club mejor, y el primer paso para conseguirlo es no torpedearlo desde dentro. Sumar, en lugar de restar. Y hacer sentirse como de casa a todos aquellos que llegan de fuera a vestir la camiseta armera. Sorprende que en un mundo tan profesionalizado como el del fútbol, sea precisamente el Eibar, modesto entre gigantes, el club que mejor y más fielmente ha sabido trasladar esa visión empresarial de gestión de una sociedad deportiva a la realidad del día a día.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
No hace mucho tiempo de las palmaditas en la espalda y los artículos de prensa por todo el país ensalzando las virtudes y los méritos de la Sociedad Deportiva Eibar. Solo unos meses atrás, el Eibar austero y comprometido de José Luis Mendilibar funcionaba con un rendimiento inmejorable en la que era su tercera temporada en Primera División. Los resultados llegaban y la empresa facturaba que era un primor. Tanto era así, que la temporada terminó más cerca de Europa que del abismo. Pero la situación ha cambiado notablemente en estos últimos meses. Al Eibar le está costando sacar adelante sus partidos y sumar puntos para dar mullido al colchón que evitará el descenso de categoría a final de temporada está resultando más complicado que en años anteriores. La tendencia es claramente negativa. Varios puntales de la plantilla, como Florian Lejeune o Adrián González dejaron el equipo el pasado verano. Otros habituales titulares como Yoel Rodríguez, Pedro León o Iván Ramis han causado baja en estas primeras semanas de competición por culpa de diversas lesiones de consideración. Pero lejos de hablar de ‘crisis’ ante lo indeseado de la situación actual, lejos de precipitarse a tomar decisiones en caliente de manera apresurada y apremiante, en Eibar se han puesto a hacer lo que mejor saben: trabajar con denuedo y confiar en el éxito de su trabajo. Como ayer, ante el Levante y cuando peor pintaban las cosas. Confianza y responsabilidad. Sin perder nunca de vista aquello que les ha llevado a ser lo que a día de hoy son.

Enfrentar al Madrid en su Tierra parte 4

Yo creo que al Madrid le favoreció tanto el cambio de Menuier. Le creó el contexto perfecto para lo que tenía en el banquillo y ahí los masacró. Zidane en Champions sabe esperar el momento porque tampoco es que el Psg le creara excesivamente, la clave está en ese cambio que aparentemente es defensivo pero que resulta ser lo contrario, un cambio que a Emery le puede costar la eliminatoria. Aun así el resultado me pareció excesivo.
Emery quiso jugar a ser grande en casa del más grande. Zidane no sólo lo aceptó sino que se adaptó rápido a ello (cosa que no suele hacer muy a menudo). Introdujo toda la verticalidad posible y el equipo entró trance. Si el partido dura diez minutos más, igual hablamos de eliminatoria cerradas. 
Para mi Emery demuestra, de nuevo, no ser un entrenador de Champions.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
El RM es el Rocky Balboa de la Champions. Le puedes dar golpes a mansalva, tenerle bajo las cuerdas, hincharle la cara, que al final, a pesar de las adversidades, tiene “la mirada de tigre” y te tira a la lona. 
No sé muy bien como lo hace. Tiene carencias tácticas, no potencia a sus mejores jugadores, se enfrenta a rivales teóricamente superiores, pero la cuerda floja de la champions es su hogar. Donde otros tiemblan, ellos son felices. 
Me recuerdan a esa escena cuando el protagonista de “El naufrago” Tom Hans, vuelve a casa e intentando dormir en su mullida cama le es imposible y se acuesta en el suelo para conciliar el sueño. 
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Es muy difícil enfrentarse a cara o cruz a un equipo así. Si les cantas una nana no duermen; tipos así necesitan el sonido de disparos, bombas y olor a napalm para poder descansar sentados en una trinchera con una sonrisa en el rostro
En los últimos tiempos jugar la vuelta fuera de casa parece algo positivo por la cuestión del valor doble, incluido en una prórroga que raramente favorece al equipo que juega en su estadio. Esta dinámica ha cambiado respecto a años pasados, donde un 1-1 fuera de casa parecía el primero de los buenos resultados.
La gestión del miedo y las emociones me parece clave aquí. 
Tras el 2-1 vio sangre y se tiró a por el 3-1. Y luego, a por un 4-1 que bien podría haber llegado de durar 5′ más el partido. En eliminatorias de 180′ todos los equipos tienen sus momentos. La clave es cómo gestionarlos, minimizando los negativos y potenciando los positivos. Ahí no hay equipo como el Real Madrid desde que cayera vs Dortmund en 2013. 
A mí el cambio de Meunier no me pareció negativo ni en la práctica ni en la teoría. Me pareció que se quedó corto porque a continuación no entró Di María para inclinar con más peligro el campo. No entendí demasiado la idea de Emery en ese sentido. Creó el contexto pero no tenía del todo con qué aprovecharlo, porque Ney quedó atrapado.