Guantes de portero seguros

Cuando se trata de comprar ropa deportiva para porteros de fútbol, la compra de los guantes de portero sigue siendo la parte más importante.Con las tiendas llenas de diferentes tipos de guantes de portero, las posibilidades de elección para los porteros son enormes.
El portero es el jugador más importante del equipo de fútbol, por lo tanto, es de vital importancia la utilización de equipamiento de gama alta, ya que no sólo proporcionará la seguridad necesaria para los dedos y las manos, sino que también le hará sentirse cómodo en el terreno de juego.
Hay una amplia gama de equipamiento de portero en el mercado, especialmente jerseys, botas y guantes de portero. De entre todo este equipamiento, los guantes de portero son los más importantes. Si los guantes carecen de la suficiente protección, especialmente en los dedos, se podrían producir importantes lesiones para el portero.
Aunque hay una amplia gama de guantes de portero disponibles en el mercado, los compuestos de látex suave son los mejores. Esto es debido a que el látex tiene propiedades para un buen agarre del balón. Cuando el portero coge el balón, permite a este agarrarlo de forma adecuada para que no escape. Por ello, se recomienda comprar guantes fabricados con materiales de calidad superior como el látex.

En numerosas ocasiones, porteros compran guantes caros pero que sin embargo no ofrecen una buena comodidad de uso. Para porteros aficionados y principiantes, se aconseja la compra de guantes básicos y más asequibles para el juego y el entrenamiento. Para porteros profesionales pueden probar los guantes de portero con protección de los dedos que evitan que los dedos se puedan doblar debido a la fuerza del balón.
Los guantes de portero se pueden comprar en un rango de precio de 6€ – 20€ hasta los más de 150€. Los porteros pueden disfrutar de una variedad de diseños y formas que varían en función del precio. Los guantes de látex super-blando son los más caros a la vez que los que ofrecen el mejor agarre, estos guantes también son los más delicados.
Fotografía: Matt Gruits – Goalie dreams